viernes, 12 de octubre de 2012

AMIGOS, BICICLETA, NATURALEZA. UNA RUTA PARA RECORDAR

Perdonar que halla hecho la crónica un poco tarde, pero ya sabeis que mi tiempo es escaso y por la noche entre familia y cansancio, no la he podido hacer.
Todavía se me ponen los pelos como escarpias al recordar lo vivido este fin de semana. Ha sido INCREIBLE la experiencia de pasar dos días de bicicleta con mis amigos y por una de las mejores zonas de nuestra provincia, como son las sierras del segura y alcaraz.
Esta no es una crónica típica de una carrera donde salimos como motos y no nos vemos hasta que llegamos a meta, es una CRONICA más tranquila, más relajante y de unos momentos vividos que recordaremos el resto de nuestras vidas, por lo menos Yo, ¡¡¡¡¡¡la quiero volver a hacer!!!!!.
Todo empezaba en la cochera de Villaescusa el sábado a las 8,30 de la mañana. Allí acudimos Alfonso, Juancho, Miki, Tote (amigo de Villa), el gran Villa y Yo con nuestras mochilas cargadas de ilusión, alegría y un poquito de nerviosismo por algo que no habiamos hecho nunca.
Mi coche, que iba de apoyo, también llevaba su maletero cargado de chismes para aguantar bien el fin de semana. Macutos, embutidos, tomates, frutos secos, cerveza, coca-cola, limón, dulces, hornillo, café, leche (mucha leche) bebidas y barritas energéticas, orujete del bueno, en fin, todo lo necesario para que el estómago fuese bien cargado y las piernas no se vinieran abajo.

Nos ponemos en marcha por las calles de Albacete. El primero en coger el coche es Alfonso y su destino La Solana, el resto, a pedalear por los llanos de la mancha en plan tranquilo y cogiendo aire para lo que nos espera más adelante. Sobre el Km 25 hacemos la primera paradica fotográfica en el túnel del trasvase Tajo-Segura y, a partir de aquí, empezar a subir las primeras rampas duras de la jornada. En 2 horas llegamos a la plaza de La Solana, donde nos espera Alfonso para almorzar. Bocadillo,cerveza, ensalada, café, miguelitos y orujo, como los grandes deportistas que cojones jejejeje.
Con la ilusión de la ruta y el almuerzo se nos va 1 hora. El siguiente en coger el coche es Villa, que ya no lo dejaría hasta Molinicos, detallazo el suyo para que el resto disfrutasemos de la ruta, pues él, ya la había hecho con sus compañeros los bomberos.
Nuestro siguiente destino es la aldea de El Griego, cerca de Ayna. Este tramo es bastante durillo con continuos subes y bajas por la serranía de Las Peñas y Alcadozo. Empezamos a saborear las vistas que nos ofrece el paisaje, no tenemos prisa, queremos disfrutar de lo nuestro y, entre foto y algún que otro pichazo, llegamos al griego sobre las 14,30 de la tarde. Montamos toda la parafernalia de la comida y con el estómago bien llenito ponemos marcha hacía Royo-Odrea. Nada más terminar de comer, la súper senda del griego, rápida, muy bonita y con dos cervezas y un par de chupitos, mucho mejor. Ya nos hemos metido en plena sierra, las subidas hay que llamarlas de usted y las bajadas alucinantes como la de Royo-Odrea, donde algún tramo hago a patita por la cantidad de riscos y porque he venido a disfrutar y no a sufrir en la bicicleta. Después de unas fotos en el mirador, con el río Mundo a nuestros pies, afrontamos la subida más dura del día, estaremos sobre el Km 75 y nuestro destino ya está próximo. Fuente Carrasca, El Pozuelo, El Collao, aldeas que vamos dejando en el camino, pastores, gentes partiendo almendras en la puerta de sus casa, hombres labrando con sus pequeños tractores, un ejemplo de que la vida en la sierra es dura pero a la vez muy tranquila y con esta tranquilidad llegamos a nuestro destino, el parque de bomberos de Molinicos. Siete y cuarto de la tarde y 102 Km según Gps. El recibimiento es cojonudo, nos tratan de maravilla y nos ofrecen sus instalaciones para dejar las bicis y ducharnos, sobre todo Jose Luis Sánchez Cózar, gran atleta y de los mejores en el circuito de carreras populares. Muchas gracias a todos.
Ya os podeis imaginar como cenamos, un espectáculo. Lo hicimos en el restaurante Los Olivos, muy bonito, nos encendieron la barbacoa para que pudiesemos cenar lo que nos gustaba: Fuentes de patatas, huevos fritos, chuletas de cordero y muslos de pollo a la brasa, acompañados de alguna que otra jarra de cerveza, bueno no voy a mentir, muchas jarras, café y chupito y todo con alegría y compañerismo ¡¡¡¡¡¡Que más se puede pedir!!!!!.
Con el objetivo cumplido, nos vamos a Riópar a descansar, paramos en el restaurante Los Bronces a tomar un cubatica y saludar a Alfonso. Localizamos a Pablo que amablemente a las doce de la noche nos abre su tienda para vendernos unas pastillas de freno para Miki, gracias Pablo, y ya por fín con los ojos coloraos como tomates, acumulando cansancio y contentetes, nos metemos en la cama. UNA JORNADA INTENSA Y MUY ESPECIAL.

El Domingo nos ponemos en pie a las 7,30 de la mañana y nos vamos otra vez a Molinicos. Nos esperan para desayunar en el parque de bomberos y coger rumbo hacia Alcaraz. Miki se va un poquito antes a La Vegallera, deja el coche y se vuelve en bicicleta al aeródromo de cañadillas donde habiamos quedado con él. Salimos de Molinicos cogiendo la carretera de los collaos y empezar a ascender al aeródromo, después de esperar a Miki un buen rato, iniciamos nuestra marcha. El personal de guardia nos abre las puertas para poder cruzar el helipuerto y poder echarnos unas fotos en el helicóptero contra incendios que había allí.
Comenzamos una bajada rápida y peligrosa por la cantidad de maleza que había en el camino, luego se convierte en senda y cruza el río mundo por un puente de madera, el paisaje es espectacular.
Una vez en el río, comenzamos la subida de La Vegallera por carretera. Echamos en falta a Villa, se había parado a quitarse la chaqueta y se nos fué por otro camino. Con este pequeño retraso llegamos a La Vegallera, un tentenpié a base de frutos secos, plátanos y Aquarius y a seguir con la marcheta que el tiempo se nos echa encima. Aquí cojo yo el coche, la siguiente parada es la aldea de Rio Madera. Atajo por caminos que conozco para evitar dar mucha vuelta por carretera, a ellos les espera el subidón de Las Mesas y un rápido descenso hasta la aldea, pero mi sorpresa es que llegan antes que yo y continuan su marcha hasta Paterna, me estaban esperando Miki y Tote.

De este tramo no puedo contar mucho porque lo hice en coche, pero es muy bonito, lo he hecho en muchas ocasiones en mis salidas de senderismo. Llegamos a Paterna a las 15,00,y comemos en un parque con mesas de madera y mucha sombra. Un buen pan de horno de leña con tomate restregao y unas lonchas de jamón, una ensalada y unas cervezas, más café, miguelito y chupito y arreando para Alcaraz. Son las cuatro de la tarde, un sol de justicia, barriga llena y subidón hasta la base de antenas del coronillas (1.490 m.)
Salimos por las calles de Paterna, la gente se asombra de vernos a esas horas pedaleando y enseguida cogemos una senda de subida que en su primera parte es muy ciclable pero que conforme vas ascendiendo se complica cada vez más. Los valientes y fuertes hacen tramos subidos, Yo y Alfonso preferimos no malgastar fuerzas y subimos andandico, que no pasa nááááááá´.
Esta senda pasa por una finca particular donde tienen ganao bravo y caballos. Al final de la senda tienen unas cintas electrificadas para evitar que los animales se salgan. Al tocarlas te sueltan un calambrazo, verdad Juancho, verdad Tote jajajajajajajaja.

Llegamos a pies del coronillas, ya nos quedan 20 Kms para llegar a nuestro destino final. Para asombro del personal, por el cansancio acumulado, cada vez pedaleamos más deprisa, pasamos por la senda de las colmenas, espectacular y muy rápida y entre subidas y bajadas a toda castaña llegamos a 500m. de nuestro destino final y la sorpresa del día. Por no hacerle caso a Miki, el camino que llevamos se corta en unas oliveras y nos toca bajar a patita por un barranco lleno de maleza, cardos y zarzas dando saltos como cabras. Por fín entramos en las calles de Alcaraz, las torres gemelas de su iglesia nos reciben con los brazos abiertos y el parque de bomberos nuestra parada final. Abrazos, cervezas, duchas, lavado de bicicletas y vuelta a Albacete en dos coches.

Para mí ha sido una experiencia única, lo he pasado en grande, he sufrido encima de la bici pero el recuerdo que tengo todavía durará toda la vida. GRACIAS AMIGOS.









9 comentarios:

Javi dijo...

Miki, Juancho y Alfonso, os obligo a que conteis vuestra experiencia en esta entrada. Hacerle caso al capitán pijo,

Miguel Angel Urdiales dijo...

Claro que sí, hombre, pero has dejado poco por contar.

Estos viajes en bicicleta son los mejores, tengo experiencia de varios viajes hechos así, y son inolvidables.

El sábado pasó volando, entre un inicio relajado, subir por el cortafuegos de camino a La Solana. Sendas para arriba, sendas para abajo (espectacular la senda del griego y acojonantemente excitante la de Royo-Odrea). La siguiente subida la hicimos cuando fuimos a Ayna con 50 kms y nos quedamos con ganas de entrar en la senda que nos lleva a Ayna.

Falsos llanos nos llevaron hasta bajar a Molinicos a 60 km/h. Cenaca serrana al canto, y a salir pitando a por las pastillas de mi freno trasero. Nuevamente gracias Pablo.

El domingo por agonias retrasé a mis compañeros 40 min. en el aeródromo, mil sorrys. Bajada húmeda al rio Mundo y subida a la Vegallera al trantran. La subida de Las Mesas, rompedora, con tramos al 34%, uf. unos falsos llanos y bajada a Rio Madera. Aquí nos dividimos; Tote y yo nos vamos a buscar a Javi para que siga hasta Paterna del Madera y el resto sigue el track. Subida muy dura, menos mal que habia camino para rodear el track y llegar a la senda de bajada con muchas zarzas dejando recuerdos en brazos y piernas. Comida y vuelta a seguir hasta Alcaraz.

Experiencias como esta se las recomiendo a cualquiera que quiera disfrutar de la bici, sin prisas.

Ya echaba de menos charlar con Juancho, Alfonso y Villa, hacer el bocamono y todas esas cosicas que decimos con una sonrisa en la boca. Tote, menudo toro, en seis meses más no habrá quien lo siga.

Por supuesto que si es posible, el año que viene repito

Nos vemos en la 101 de la Yunquera :)


Alfonso dijo...

Pues que decir, que esto me ha gustado mucho, pero que mucho. Es la primera vez que hago algo así. hasta ahora no había podido y..... ya estamos pensando en la próxima.
Esto crea compañerismo y las personas se unen más.
Todos un 10, y además con esas palizas y ni una mala cara.
Saludos.

Adolfo dijo...

Me he quedado de piedra chicos, que aventura, pero... pero... ya podiais haber avisado, joder...
Que supuestamente, soy un Roble, o no??
Saludos.
Adolfo.

Miguel Angel Urdiales dijo...

Adolfo, para invitar primero uno tiene que ser organizador. Y macho, a ver si apareces en alguna kdd, que estas más perdido que la 10 11

alfonso dijo...

Adolfo conoces la 101

JUANCHO!! dijo...

Aventura total, aunque mejorable, pero no en calidad sino en cantidad, ya que estabamos echarle 3 o 4 días en lugar de 2, pero bueno era para probarnos, fÍsica y "compañerilmente" hablando. La ruta se resume en subir, bajar y llanear practicamente...jeje. Tiempo perfecto, problemas cero, cervezas y risas mil.
Adolfo, hay que serlo y parecerlo, lo de ser "Roble" digo. Aqui no se avisa a nadie, tienes que mirar siempre nuestro blog para estar informado de todo, circuito de Cuenca, Albacete, quedadas, carrera que organiza el club, etc..aunque hay kddas más cerradas, por ejemplo como esta, cuando es un palizón muy exigente, y la gente pone sus vehÍculos y casas privadas, pues claramente no puede ir todo el mundo, verdad? Bueno tenemos muchas en breve y muy buenas, Riopar, la 101 de la Yunquera,etc.
Saludos Robles!!

MikiRoble Villarrobledo dijo...

Por nuestros comentarios, creo que la experiencia ha sido un exito total. Para el año que viene organizamos otra. Por lo vivido el fin de semana, estas rutas se tienen que convertir en necesarias, por lo menos una vez al año. Después de organizarlo por primera vez, creo que cometimos pocos fallos.

Venga amiguetes este finde Riopar y a partir del lunes nos metemos de lleno con la 101. Chao baby's

Javi dijo...

Mecaguentole que he abierto sesión como Mikiroble. Ale ya lo he cambiado que soy javito.