domingo, 3 de marzo de 2013

Rutón Xtreme Bike Team en Tobarra (pese a los recortes en cerveza)

Tobarra 2013: en 1ª línea de salida, como siempre.
Faltan Juan F. Repullo, Juancho y Juan Ángel, que estaban echándole a las gallinas.

Son las 7 en punto y en el bar de Josete cae el segundo café de la mañana (y el tercer o cuarto retortijón de tripas). Repullo, Cañadas, Juan Santos y un servidor de ustedes (Paco) estamos preparados para mojarnos en Tobarra. Al menos eso indicaba la meteo de Maldonado a las 6. A las 8:30 nos juntamos con Juancho en el pueblo del albaricoque: tercer café, quinto retortijón. Como legítimo representante de la gran nación de El Bonillo hace acto de presencia el amigo Juan Ángel.

Tenemos una hora antes de que suene el pistoletazo: ¿me pongo el bajo-casco?; ¿me he traído las pantorrilleras?; "nosotros hemos olvidado el chubasquero"; Juancho, con cara de poema trágico: "No os vais a creer lo que me pasa: el candado se ha desprogramado y no consigo sacar la bici." O sea, lo de siempre. Se arregla la cosa y nos ponemos en la salida, también como siempre, los últimos (de 700, estaríamos por el 600), salvo Juan Repullo y Juancho que tienen gallinas en propiedad (lo que viene siendo corralejo). De Juan Ángel no sabemos nada (¿no se habrá ido a mear y se habrá jodio una muñeca?).

Chin-pum y pin-pan que nieva por las calles de Tobarra (¿esto no era neutralizado?) La organización acierta y mete un montón de km de camino en ligera subida para ir estirando la cosa y poder adelantar a los de las gallinejas (las pequeñas, las americanas, que los de las otras deben andar ya por Totana). Cañadas, J.Santos y Paco metemos paellera y adelantamos a cuantos podemos antes de que empiece la fiesta: a ojo de buen cubero, pasamos a unos 300. En éstas, vemos alguna caída que otra (una muy fea, que el chaval tenía una raja en los cuadriceps fea-fea).

El cielo está gris y puede pasar de todo pero, de momento, el suelo está compacto y no cae ni gota. Por supuesto, frío ya no tenemos, ninguno. Los primeros 23 kms son de subida pero, como nos grita algún anónimo amigo: "Troyanos: ahí, ahí, a rodar, que está para vosotros" (o algo así, pijo). A lo lejos vemos ese precioso windtex con el gorrino que tan a gala -y con tanta prestancia- portamos: "¿Repullo?". No veas como va el amigo. Pues... plato, tranca y a por él.

Llegamos a las primeras sendas y el terreno está especial: húmedo y duro, para divertirse (Ummm, como en eso que tanto nos gusta). Entre tanto, sendas divertidas a manta, alguna bajada pistera a más de 50 km/h y subidas cortas que no llegaban a dejarnos sin resuello. Ah! y uno que, de vez en cuando, iba detrás gritando: "esperad al muchacho, pijo". Antes de esto, Jose Cañadas y Juan Santos tienen un toquecico y no se ponen a hacer genuflexiones de milagro.

Nos metemos en la rambla y, a pesar del aviso previo de barrizal peligroso y piedras húmedas, la cosa está de vicio. Alguna raiz húmeda (esto de la humedad me lo voy a tener que hacer mirar ya) con la que tener cuidado y poco más. Estamos disfrutando y estamos fuertes (y esto, sin ser de El Bonillo ni ná). Otro montón de sendas por un pinar y sigue sin llover y con el terreno al 100% apto para el disfrute del personal.

¡Avituallamiento! ¿Paramos? ¡Pa qué! Más sendas chulacas, picando hacia abajo de vuelta a Tobarra y sintiendo ya, con pena-penica-pena, que el festival está tocando a su fin. ¡Con la buena mañana de bici que ha quedado! Salimos del monte y le metemos mano a los últimos km de camino: plataco y el que tenga gónadas que se arrime. Decidimos parar un poco la locomotora para bajar cuarto-y-mitá las pulsaciones antes de la subida al reloj.

¡La temida subida al reloj! Tanto oir hablar de ella que, como suele suceder, luego no era tanta cuesta (ni tan húmeda ella) Empinada está, claro, pero es corta y con prudencia se sube sin ningún problema. Además, está llena de gente animando y esto, como dicen los críos de mi instituto "mola mazo; sí o qué". Cañadas, como buena persona que es (¡si hace el pan nuestro de cada día el hombre!), me avisa de que tenga cuidado con las piedras en la bajada, que es técnica y ¡por si están húmedas! Las piedras, estár, están. Pero, como también suele suceder (también con las piedras) ni húmedas, ni nada de nada. Lo que están es para disfrutar a manta. Así las cosas, oye, que jode que se acabe la trialera, leñe.

Cañadas y yo decidimos entrar de la mano (pero sin humedad, eh, que luego en el pueblo se sabe tó) para la foto de meta. Al minuto escaso llega "el muchacho", o sea Juan Santos y, en segundos, Juan Repullo. Juancho, por lo que nos comenta, ha llegado hace unos minutos, que para eso se ha comprado una bici con las ruedas muuuu gordas y tiene gallinejas en propiedad. Al momento nos hemos encontrado con Juan Ángel que, como buen nacionalista, llega y aparece cuando a él le da la gana.

Duchica calentica y aseos con calefacción ("This pay the bill", o lo que viene siendo "por esto y el rutón, merece la pena el madrugón"). Volvemos al pabellón en busca de cerveza y... ¡Oh, no! ¡Tragedia mundial! ¡El fin está cerca! Todavía falta por llegar un mogollón de peña y ya no hay cerveza ni un panchito con el que entretenerse hasta que terminen el arroz (por lo visto, en otra media hora más). Así que, abrazamos a los compañeros (putada grande no echar una fresca con Juancho y Juan Ángel) y vuelta para el pueblo. Menos mal que Josete (Noblevilla) tenía unas jarras fresquitas y unas viandas de acompañamiento. Bueno, vaaaale, y también unos chupitejos de orujo, pero sólo por prescripción farmacéutica, para reponer glucógeno.

¡Y esto es todo, amigos! Para la próxima estáis más pendientes, que os habéis perdido un rutón ¡con la humedad justa!
¡Salud!
Paco.


13 comentarios:

Juancho dijo...

Pedazo de crónica, de primera si señor! En la siguiente si tomaremos un par de cervezas, si no pasa nada.
P.d. los candados que nos dieron en el circuito, una kk, se desprograman y lo peor de todo, 5 segundos me ha durao con los alicates..
Saludos!

cañadas dijo...

cronica de categoria para un ruton de esas caracteristicas aunque no haya habido cerveza a merecido la pena la parada al llegar al pueblo

alfonso briones dijo...

Leo que la habéis pasado muy bien. me alegro. Paco que se apunte a todas las marchas que hace las crónicas de PM. Lo que pasa que sin cerveza esto ya no es lo mismo.

Jose Ra dijo...

¡Pero pijo! ¡Qué envidiaca!

Buena crónica Paco, con estilo y pulso narrativo, si señor.

Buena carrera y sin incidentes, me gusta.

Un abrazo,

JR ;)

PD: Pero esto de la cerveza y sin Papa... ¿no es parte de una profecía del apocalipsis?

(Uno del Bonillo sin cerveza, la que se han jugaaoooo)

Javi dijo...

Gran crónica Paco , me gusta. Tobarra siempre me ha gustado, pero lo de las cervezas, no tiene perdón. Joder con los recortes pijo!!!!!!
Espero hayais pasado una buena mañana de BTT. La semana que viene LA INMORTAL.

Un saludo

Javi dijo...

Gran crónica Paco , me gusta. Tobarra siempre me ha gustado, pero lo de las cervezas, no tiene perdón. Joder con los recortes pijo!!!!!!
Espero hayais pasado una buena mañana de BTT. La semana que viene LA INMORTAL.

Un saludo

Miguel Angel Urdiales dijo...

Paco has cogido rienda con la crónica y se te ve suelto con la lírica :). Para Caudete te cuento y lo escribes tú, o mejor, vente.

Adolfo dijo...

Buenas!!
me encanta que os olvideis de mi, cuando la salida y los primeros 25 kms, Juan Angel y yo, los hemos hecho juntos, Juancho, te llamé en cuanto terminé la ruta, pa que lo vas a coger...
Por lo demas, una gran jornada de BTT.
Paco, para la próxima crónica, mira la web del circuito para saber que compis han estado en la ruta.
Saludos.
Adolfo.

Alfonso dijo...

Adolfo una cosilla. Porqué antes de las carreras nos comentas que vienes, que que ilusión , que para cuando el café. así te tendríamos más en mente. Yo por ejemplo no miro quien se ha apuntado en la página del circuito. Y Paco seguro que no se ha dado cuenta que estabas.
Saludos.

Miguel Angel Urdiales dijo...

Otra forma de enterarse de las cosas es pasarse por aquí más a menudo y si nadie a puesto nada sobre la carrera a la que vas, pues tener la iniciativa de decir que vas y preguntar si va alguien más. Vamos salir del lado pasivo y entrar en el activo, participar, si no en las actividades por lo menos entrar en las conversaciones del blog, porque claro, el whatsapp puede ser agobiante y más si no te interesa. El chat del blog no tiene tantos mensajes y se pueden leer, incluso los anteriores (hasta 100 mensajes atrás dándole a antiguos)

alex dijo...

Miki, pide asuntos propios para este viernes que tengo hueco para ti en el coche; http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=4078997

Paco dijo...

Adolfo: no tengo, no sé ya si el gusto o no, de conocerte, pero sí sé que el concepto de omisión, aparte del pecado -que no me afecta-, suele conllevar connotación de falta o descuido. Tranquilo, que ni lo uno ni lo otro.

Si hubiera querido "omitirte" ten por seguro que te habrías enterado. Hasta ahí, sin demasiado esfuerzo, llego.

Ni sabía que habías pedaleado un rato con Juan Ángel ni, por supuesto, puedo saber el resto de cosas que comentas. El caso es que esta vez me tocó a mí escribir la crónica y tengo libertad total -¡faltaría más! y el beneplácito de mis compañeros para hacerlo como me venga en gana. Lo que no voy a hacer es hablar, ni siquiera citar (por prudencia, que de vez en cuanto es muy aconsejable) a alguien a quien no he visto, no conozco, del que nadie ha comentado lo más mínimo... ¿sigo o ya te has dado cuenta?

Creo que no es tan difícil, por ejemplo, antes o después, localizar a un grupo que, fíjate tú que cosas, llevan puesta una equipación fácilmente distinguible y presentarte. Seguro que habrías sido uno más. Si piensas de otra manera, no vas a poder desandar el camino, fijo.

Como no te conozco, mi impresión (que sólo es eso, una impresión) sobre tí se reduce obligatoriamente a lo que has escrito y he leído, ahora y antes. Por eso, mejor que omitirte, creí prudente, ni mentarte. ¿Me explico?

Salud!
Paco.

Adolfo dijo...

Hola!! vaya revuelo, no era mi intención, Paco, no te lo tomes a mal, no era la intención ni el mensaje, era totalmente sarcástico. Vi en la salida a Repu, nos saludamos, llegué justito de tiempo, y al no tener corralito, me puse detrás con Juan Angel, no me dio tiempo a buscar a nadie. Paco ya nos conoceremos, y sí, te dara gusto hacerlo, jeje. Saludos.